BIENVENIDOS A MI BLOG

..... El contenido que les presento son el aporte de mis experiencias e investigaciones de las cosas que me gustan y que estoy seguro de poder llamar su atención con algunos de los temas que presento.
..... Solamente el poner en practica, este conocimiento, te permitirá experimentar un gran cambio en tu vida.
Les agradezco mucho que recomienden mi blog después de ver los resultados.

lunes, 10 de noviembre de 2008

LA ORACION SABIA (PARTE 1)


Célula 08/11/2008

Música: Luís Santiago – Poderoso Dios

Motivación:
El alimento espiritual que conseguimos a través de la palabra de Díos nos inspira a querer aprender cada día más. Presten mucha atención a este tema para que puedan gozar de su contenido y sacarle el mejor provecho. A través de este tema, nos veremos con una mejor preparación para realizar una oración agradable a Dios.

Oración:
Amado Padre, en el nombre de tu hijo Jesús, te damos las gracias por esta maravillosa semana, este exitoso día y esta grandiosa hora que para mí es muy importante para llevar tu mensaje. Padre, en nombre de Jesús, ato y echo fuera todo principado, toda potestad, todo huestes de maldad y todo espíritu y demonio que quiera impedir la difusión de este mensaje. Hoy derribamos toda fortaleza del enemigo y echamos fuera todo espíritu de venganza. Padre manifiesta tu presencia en nuestra vida y llénanos de tu amor. Bendice a cada una de las personas que están aquí, cuida a las personas que vienen en camino para este lugar y protege a las personas que no pudieron venir. En el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amen.

Introducción:
La oración sabia es la mejor comunicación con Dios que podemos tener, donde a través de su palabra pedimos lo que queremos, con la esperanza de tenerlo en su mejor momento.
Nosotros limitamos a Dios para que nos de porque cuando pedimos, en la oración, nos desahogamos pidiendo todo lo que necesitamos y muchas veces ni siquiera estamos preparados para lo que pedimos.
A través de la oración podemos pedirle a Dios lo que queremos y conseguirlo pero debemos prepararnos bien para lo que pedimos sin quitarle el tiempo a Dios, porque también sucede que cuando nos empieza a bendecir con lo que pedimos, nos ocupamos tanto que después no tenemos tiempo para Dios.

Cita Bíblica:
Mateo.21:22.Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Desarrollo:

Para una mejor oración, debemos seguir ciertas reglas:

- Conocer al Espíritu de Dios que es el Espíritu Santo
Al Espíritu Santo debemos tratarlo como a una persona muy especial que está siempre con nosotros y debemos cuidar nuestros pensamientos y acciones para no alejarlo. Para conocerlo mejor es bueno leer un libro llamado “Buenos días Espíritu Santo de Benny Hinn”.
A continuación les presento un versículo de porque debemos cuidar la presencia del Espíritu Santo.
Romanos 8:26. Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

- Tener un corazón dispuesto para pactar con Dios y seguirlo.
Recordemos que Dios es el dueño de todo, absolutamente todo; y debemos actuar con mucha sabiduría para hablarle y pedirle lo que queremos. A Dios le agrada que le busquemos y quiere darnos todo lo que le pidamos pero a través de su palabra (La Biblia), que nos ha dejado como el mayor regalo para poder hablarle a El.
Jer.33.3. Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.
Ahora, tengamos en cuenta que para poder pactar con Dios, debemos también cumplir con sus mandamientos y ser diferentes, quebrantando nuestro orgullo, altivez, actitud, mentalidad, etc., para poder así mover Su interés por nosotros. Tengamos en cuenta que no es fácil un cambio total de un día para otro, pero si les aseguro que cada cambio que hagan a favor de la gloria de Dios traerá grandes bendiciones y esta va ha ser nuestra mejor motivación.
Un ejemplo bíblico es la parábola de los talentos: Mateo 25:14 – 29
Mateo 25:21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

- Creer en lo que no ves.
Cuando le pides a Dios no lo ves pero igual le pides.
A pesar de que tu lógica quiere levantarse, tenemos una gran bendición de costumbres que de generación en generación nos han hablado de que Dios existe y que castiga pero no de que lo ven.

- Ser muy específicos en lo que pedimos.
A Dios le gusta que le podamos describir por completo lo que queremos, así como los niños le piden a sus padres un juguete específico y lo describen, así se muestra Dios para con nosotros.
Dios nos quiere dar grandes cosas, pero nuestra fe lo limita a hacerlo. Así que alimentemos nuestra fe de la siguiente manera: Comencemos a pedirle cosas pequeñas describiéndolas muy bien para luego esperar que ocurran. Como son cosas pequeñas, lo más seguro es que se cumplan rápido y así alimentamos la fe y podremos pedir cosas más grandes.
Un ejemplo de algo pequeño: “Padre, dame una buena noticia cada día y hazme recordarla para dar testimonio y gozarme en ti.”

- Prepararnos para recibir lo que pedimos.
Esta bendición puede llegar de muchas formas, bien sea para que recibas algo o para que ayudes a otra persona y esto produzca gozo en tu vida.
Esperemos con gusto este gran regalo. La palabra de Dios dice:
Romanos 8:25. Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.

Consejo
A través de un versículo de la Biblia podemos obtener un gran consejo que puede cambiar nuestra vida en una forma sobrenatural para la gloria de Dios. Dice así:
Mateo 6:6. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Conclusión
Dios nos une mas a su palabra para que aprendamos a pedirle de la forma correcta y nada nos falte. Así podremos aprender también a llevar una vida de santidad y ser útiles para Dios en su obra.

Pregunta para discutir
¿Estás aplicando la oración correcta para tu vida?

Tarea: Leer el Salmo 143 (Súplica de liberación y dirección de David)

Oración Final
Padre, en nombre de Jesús, te doy las gracias por la ministración de este maravilloso tema que es la oración. Gracias padre porque aprendimos reglas que nos van a permitir comunicarnos mejor contigo y así poder ser extraordinarios para Ti. Padre, en nombre de Jesús, te pido por todos los que estamos aquí para que cuides nuestra entrada, nuestra salida, nuestra boca y nuestro pensar; Padre bendice a las personas que no pudieron venir y mantenlas firmes en tu propósito. En el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.
Publicar un comentario