BIENVENIDOS A MI BLOG

..... El contenido que les presento son el aporte de mis experiencias e investigaciones de las cosas que me gustan y que estoy seguro de poder llamar su atención con algunos de los temas que presento.
..... Solamente el poner en practica, este conocimiento, te permitirá experimentar un gran cambio en tu vida.
Les agradezco mucho que recomienden mi blog después de ver los resultados.

miércoles, 11 de mayo de 2011

La Bendición del Padre



Cuando Dios creo al hombre y a la mujer, los bendijo con todo lo que hizo en la tierra. Más adelante vemos como Abraham es bendecido con su desendencia que es como las estrellas del cielo, tambien vemos el caso de Isaa(hijo de Abrahan) como bendice a su hijo Jacob, el cual por orden de su madre se hizo pasar por hijo mayor que era Esaú.

Estaba escuchando el canal ENLACE y estaba predicando el Pastor Dante Gebel sobre este gran tema; y notemos lo importante de esta bendición.

En Génesis 27:6 – 11 Rebeca, la mamá de Jacob hace que se disfrace de su hermano para obtener la primogenitura.

Si analizamos bien esto, podemos ver lo importante de obtener la primogenitura tenía que ver con la bendición que llevaría el hijo mayor y de cómo Esaú, ya habiendole vendido su primogenitura a su hermano por un plato de comida, no iba a cumplir con el trato.
Sin embargo, Jacob era temeroso sobre el poder de una maldición del padre, porque tambien ésta tenía poder. “Génesis 27.12. Quizá me palpará mi padre, y me tendrá por burlador, y traeré sobre mí maldición y no bendición. ”

Pero su madre le hablo y le dijo que ella absorvería la maldición si le llegara a caer. “Gén.27.13. Y su madre respondió: Hijo mío, sea sobre mí tu maldición; solamente obedece a mi voz y vé y tráemelos. ”

Esta fue la gran bendición:
“Génesis 27.28. Dios, pues, te dé del rocío del cielo, Y de las grosuras de la tierra, Y abundancia de trigo y de mosto.
Génesis 27.29. Sírvante pueblos, Y naciones se inclinen a ti; Sé señor de tus hermanos, Y se inclinen ante ti los hijos de tu madre. Malditos los que te maldijeren, Y benditos los que te bendijeren. ”

Así mismo bendice a tus hijos para que sean grandes.

Si te ha gustado esta enseñanza, recuerda recomendarla para que multipliquemos la bendición.

Saludos y los bendigo con el amor de Dios.
Publicar un comentario