sábado, 12 de septiembre de 2015

Una Cárcel Imaginaria






     Hola a todos mis seguidores y nuevos visitantes, los bendigo grandemente y les deseo los mejores días de su vida lleno de mucha felicidad en todas las aéreas.

     Hoy quiero compartir con ustedes un conocimiento que pude construir con ayuda de Dios a través de una película llamada “El Vuelo” con denzel Washington (censura B) por si acaso. Espero les guste y les sea útil. Comencemos.

     A veces pensamos que somos libres porque somos mayores de edad y sentimos que podemos hacer lo que queramos. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que hay muchas cosas, en la vida, que nos pueden hacer estar presos sin estar en la cárcel. Estos son: El conocimiento limitado, las drogas, el alcohol, la falta de tomar decisiones por temor a fracasar, autoestima baja, entre otras.

     Si te ves envuelto(a) en uno de estos casos, ya puedes identificarlo y buscar ayuda para resolverlo lo más pronto posible.

     Tengamos en cuenta que cuando reconocemos que estamos atados a algo que nos impide avanzar, podemos atacar el problema más rápido y seguir adelante.

     Recuerde que mientras estemos vivos siempre seremos importantes.

     La palabra de Dios dice:  “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 3Juan 1:2.

     Si te ha sido útil este pequeño conocimiento, recuerda recomendarlo para que se multiplique la bendición.

Publicar un comentario