BIENVENIDOS A MI BLOG

..... El contenido que les presento son el aporte de mis experiencias e investigaciones de las cosas que me gustan y que estoy seguro de poder llamar su atención con algunos de los temas que presento.
..... Solamente el poner en practica, este conocimiento, te permitirá experimentar un gran cambio en tu vida.
Les agradezco mucho que recomienden mi blog después de ver los resultados.

viernes, 25 de octubre de 2013

Dios ve lo Interior y el Humano lo exterior





Hola a todos mis seguidores y nuevos visitantes, los bendigo grandemente y deseo que este día sea tan maravilloso que nunca lo olviden.

Hoy quiero compartir un tema muy interesante que nos va a ayudar a unirnos más a Dios y así poder vernos como El nos ve.

La herramienta más importante que Dios puso en nosotros para estar más cerca de El fue la Fe.
En Israel, cuando Dios gobernaba a través de un profeta, el pueblo quiso tener a un rey. Dios, en su misericordia dejó que ellos lo eligieran. EL Rey escogido fue SAUL, que a la vista llamó la atención del pueblo. Dios les dejó una gran lección al experimentar lo desobediente que fue este rey y no querer seguir las reglas que Dios mandaba a través del profeta Samuel. El segundo Rey de Israel fue DAVID, escogido por Dios, y vemos todas las cosas que hizo David, incluyendo la escritura del libro de los Salmos que nos ayudan mucho a fortalecer la Fe.

Les recomiendo lean el libro de 1º de Reyes y aprendan sobre estos 2 Reyes.

Ahora para que podamos hacer uso de ese conocimiento, tenemos el caso de Eliseo

“Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

2 Reyes 6:17 (RVR60)”. Quiere decir que lo que podemos ver normalmente no es lo que Dios ve.
Así como Eliseo oró para abrir los ojos espirituales, también nosotros podemos hacerlo.
Les dejo un modelo de oración que espero les sea de gran bendición.

“Querido padre y Dios, dueño del cielo y de la tierra y todo lo que hay en ella, agradezco todo conocimiento que pones en mí y toda bendición que puedo dar. Así como el profeta Eliseo pidió para abrir los ojos espirituales de sus criados, abre también los míos y permíteme ver lo que Tu quieres que yo vea. Gracias por darme lo que te pido y espero ser siempre útil para ti, en el nombre de tu hijo Jesús. Amén”.

Si este conocimiento te ha sido útil, recuerda compartirlo para que se multiplique la bendición.

Publicar un comentario