domingo, 12 de enero de 2014

Vamos a la Iglesia







Hola a todos mis seguidores y nuevos visitantes. Los bendigo grandemente y les deseo un año tan bueno que nunca lo olviden.

Hoy quiero compartir con ustedes la motivación de ir a una iglesia. Estoy convencido de que debemos ir a la iglesia para motivarnos a querer aprender la palabra de Dios, y para eso les recomiendo que vayan y visiten iglesias y donde se sientan mejor es porque ahí es donde quiere Dios que esté.

También debemos tomar en cuenta que si vamos a una iglesia y no nos sentimos cómodos, no tenemos que divulgarlo a otros miembros para que ellos también se sientan incómodos, ya que ellos también deciden si estar ahí o cambiarse de iglesia.

Cuando hacemos una crítica negativa sobre la iglesia a la que asistimos, podemos debilitar la Fe de algunas de las personas que nos oyen, y eso traerá maldiciones porque estamos dañando la Fe de otros y no fortaleciéndola.

Así que si asistes a una iglesia, recuerda que al salir de ella debes comentar los aspectos positivos de que te alimentaste. Por ejemplo: Hablar del tema tratado y los testimonios comentados en el mismo. Y no de la actitud del pastor o algún miembro o algún adorador, etc.

En muchos casos, la gente juzga a los pastores, reverendos, padres, etc., que representan la cabeza de las iglesias por sus defectos que trajeron antes de ser grandes líderes, recuerden que la biblia está llena de pecadores que han cambiado y han hecho grandes cosas. El Apóstol Pedro fue admirado por su crecimiento en el ministerio y mucha gente toma su ejemplo, sin embargo no están hablando de su pecado al negar a Jesús 3 veces porque eso quedó en su pasado.

Así vemos como hay gente que se une a una iglesia en crecimiento, y se llena de los errores que cometieron sus padres espirituales y después juzgan y dañan un trabajo que era para agradar a Dios.

En esta tierra ningún ser humano es completamente santo, solo Jesús lo fue cuando estuvo aquí. Jesús dijo: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Que sabia estas palabras.


Algunos beneficios súper importantes de ir a la Iglesia:


  1. Alimentamos la Fe a través de la enseñanza de la palabra de Dios.
  2. Nos motivamos a querer leer la biblia y aprender más de ella.
  3. Nos unimos a personas que también hacen lo mismo y nos alimentamos también de sus testimonios como cristianos.
  4. Conocemos a otras personas y nos relacionamos con ellas. Recordemos que como seres humanos, no podemos estar solos todo el tiempo, así que necesitamos también compartir con otras personas.
  5. Este esfuerzo que hacemos agrada a Dios.


Cuando Jesús habló de la Fe, lo envolvió con el aprendizaje de la palabra de Dios. Quiere decir que la única manera de fortalecer la Fe es a través del conocimiento de la palabra de Dios.

Así como Dios envió a su hijo a dar la vida por nosotros y darnos otra oportunidad en la tierra, así debemos darle oportunidad a nuestros líderes de ayudarnos a fortalecer la Fe y agradar a Dios.

Recuerden que si ayudamos a fortalecer a las personas con Fe, seremos parte de la ayuda que Dios necesita en la Tierra.

Si te ha sido útil esta enseñanza, recuerda recomendarla para que se multiplique la bendición y que juntos honremos a Dios con la motivación por querer aprender más de su palabra. Reciban todos mis mejores deseos y que este año sea tan maravilloso e inolvidable para todos los que leyeron y van a leer este mensaje.

Doy gracias a Dios por permitirme serle útil a través de estas enseñanzas que puedo aportarles.

Publicar un comentario